Pese a que Google anunciara el cierre de su servicio Google Health que permitía a los usuarios almacenar datos relacionados con su estado de salud parece ser que la empresa sigue queriendo jugar a los médicos.

Al introducir un determinado síntoma en el buscador el Dr. Google te refiere una serie de posibles dolencias o enfermedades que podrían causarlo. Por ahora esta nueva aplicación tan sólo está disponible en EE.UU.

El ejemplo, búsqueda de “dolor abdominal en el lado derecho” arroja por encima de los en primer lugar una lista de causas generadas automáticamente de forma algorítmica basándose en el contenido de las páginas indexadas con las palabras “dolor abdominal”.

La cuestión es, ¿esta nueva herramienta realmente ayudará y resultará útil para los usuarios o generará una gran dosis de ansiedad aquellos con tendencias hipocondríacas?