La red de contenido de Google Adwords cuenta con millones de sitios webs. Que nuestros anuncios aparezcan en unos u otros o se muestren a un determinado público depende de la opción de segmentación y orientación que elijamos.  Google ha ido proporcionando progresivamente nuevas opciones que además pueden combinarse unas con otras pudiendo llegar así a un público todo lo genérico o específico que queramos (por lo menos en teoría).  A día de hoy las opciones que ofrece Google son las siguientes:

1. ORIENTACIÓN CONTEXTUAL (Contextual targeting): es una de las opciones de orientación más general. Se configura a través de una lista de palabras clave de modo que Google interpreta automáticamente qué páginas son afines a tu contenido basándose en dichas palabras clave. Es una buena opción si no sabemos por donde empezar ya que Google disparará tus anuncios a páginas muy diversas.

Puntos fuertes: es una buena herramienta para descubrir redes que nos dan buenos resultados de conversión, y que no hubiéramos considerado a priori.

Puntos débiles: hay que tener mucho cuidado ya que al mismo tiempo tus anuncios se mostraran en una gran cantidad de páginas que no tengan nada que ver y podemos incurrir en altos costes.

2. ORIENTACIÓN POR URL: es una de las orientaciones más específicas. Se trata de concretar las  webs en que queramos que se muestren nuestros anuncios de manera que se muestren tan sólo donde nosotros indiquemos

Puntos fuertes: al poder especificar las urls evitamos que nuestros anuncios aparezcan en webs que no nos interesan y podemos además apuntar a un público mucho más concreto, consiguiendo conversiones más baratas.

Puntos débiles: a no ser que incorporemos un gran número de urls el número de impresiones va a ser mucho menor, y por lo tanto es probable que finalmente obtengamos un volumen mucho menor de conversiones.

3. ORIENTACIÓN POR TEMAS:  este tipo de segmentación fue introducida a principios del año pasado. Está a caballo entre la orientación contextual y la de urls siendo bastante genérica. Consiste en orientar tus anuncios a una serie de páginas web que tratan sobre un tema determinado. Google asigna a cada website una o varias categorías y subcategorías dependiendo de su contenido, de modo que podemos elegir de entre una lista de categorías cerradas para que que nuestros anuncios aparezcan sólo en las páginas que tratan de ese tema en particular.  Por ejemplo automóviles y vehículos, y dentro de esta categoría subcategorías como marcas de coches o piezas de coches.

Puntos fuertes: bien planteada nos puede permite alcanzar un equilibrio  entre coste/conversión y número de conversiones

Puntos débiles: es necesario tener cuidado a la hora de elegir los temas, si elegimos temas muy específicos apenas tendremos impresiones y si elegimos categorías muy genéricas podemos llegar a tener demasiadas.

4. ORIENTACIÓN POR INTERESES: podría decirse que la orientación por intereses es más específica que la orientación por temas. A diferencia de la anterior, en vez de apuntar a las páginas webs que tratan un determinado tema se trata de apuntar a los usuarios que están interesados en un determinado tema (basándose en su historial de búsqueda) y mostrándoles anuncios en cualquier página que forme parte de la red de Google que el usuario esté visitando.  Al igual que en la orientación por temas Google presenta una lista cerrada de intereses ordenados en categorías y subcategorías sobre las que podemos segmentar nuestras campañas. Esta orientación funciona muy bien si nuestro objetivo es el branding.

Dentro de la orientación por intereses se incluirían las listas de remarketing.

Puntos fuertes: si hemos planteado bien la orientación podremos conseguir CTRs altos que pueden convertirse en conversiones baratas.

Puntos débiles: es necesario vigilar las campañas de cerca ya que aunque el usuario tenga interés, nuestros anuncios pueden mostrarse en cualquier web y que pueden no estar relacionados o pueden no ser apropiados para el usuario en esa web.

IMPORTANTE

Estas son las opciones de orientación que en principio están disponibles dentro de Google Adwords. Sin embargo es muy importante recordar que podemos combinar unas con otras para apuntar al público objetivo que queremos.

Por ejemplo podemos introducir palabras clave en una campaña orientada por temas para asegurarnos que dentro de una categoría determinada tan sólo se mostrarán nuestros anuncios cuando la red esté relacionada con nuestras palabras clave.

También podemos combinar intereses y temas, o intereses y urls de modo que nuestros anuncios  se muestren a un público en concreto en unas webs determinadas.

Las posibilidades son muy amplias aunque siempre debemos recordar que cuantas más segmentaciones incluyamos al final el número de impresiones será menor.

CONSEJO

Estés utilizando una orientación u otra es muy importante optimizar, optimizar y optimizar. Es necesario identificar aquellas urls que nos dan mejor resultado e incluirlas como redes gestionadas para poder controlar su puja.

Juega con los distintos tipos de orientación y combínalos para comprobar qué opción u opciones proporcionan mejores resultados