Teniendo en cuenta que en la gran mayoría de las landing pages el 99% de las visitas no consigue el efecto deseado, el remarketing ,o retargeting, es una herramienta muy eficaz para recaptar usuarios y mejorar nuestros porcentajes de conversión a un coste relativamente bajo. Durante mi trayectoria profesional he experimentado con campañas de remarketing que han llegado a doblar el porcentaje de conversión generando conversiones entre un 40% y un 50% más baratas. Sin embargo el remarketing no es una solución infalible, por lo que requiere de esfuerzo de nuestra parte, y es que para sacarle el máximo partido debemos planificar y optimizar las campañas adecuadamente.

 

  1. Define muy bien la estrategia a seguir

Piensa la estrategia que vas a seguir, ¿quieres recaptar usuarios que no han convertido o quieres ofrecer un producto complementario a un usuario que ya ha convertido (venta cruzada)? ¿Vas a poner en marcha campañas de remarketing sobre productos concretos o sobre una gama de productos?

 

  1. Crea las listas de remarketing de acuerdo con la estrategia.

Una vez decidida la estrategia podemos crear las listas de remarketing. Aunque estas campañas suelen tener un CTR mayor que otras campañas de la red de contenido, es importante tener en cuenta al fin y al cabo las campañas de remarketing son campañas de la red de display, y que por lo tanto necesitaremos un número mayor de impresiones que en la red de búsqueda para generar clicks suficientes que finalmente conviertan.

Por ello es importante que las listas de remarketing tengan un número elevado de usuarios. Si no sabes por donde empezar haciendo remarketing, elige aquellos productos que generar más tráfico a tu web para de este modo tener un gran número de usuarios en las listas de remarketing.

 

  1. Utiliza un mensaje diferente.

Las campañas de remarketing van dirigidas a usuarios que ya han visitado tu página web, por lo que ya están relativamente familiarizados con tu producto. Por ello, el mensaje de los anuncios no puede ser igual que para aquellos usuarios que estás haciendo llegar a tu página web por primera vez. Utiliza mensajes como “¿Sigues interesado?”, “Decídete ya”, “No esperes más” “Aún estás a tiempo”.

 

  1. Crea ofertas específicas.

En relación con el punto anterior, las campañas de remarketing son una gran oportunidad para tratar de recaptar usuarios ofreciéndoles descuentos u ofertas personalizadas. También pueden servir para crear un sentimiento de urgencia en el usuario si las mantienes por un periodo limitado.

 

  1. Establece un límite de impresiones diarias por usuario.

Seguro que muchos de nosotros hemos sentido como un anuncio nos “perseguía” por toda la red después de visitar una página web. Por eso es recomendable limitar el número de impresiones diarias, sobretodo cuando utilizamos anuncios gráficos que pueden llegar a casar al usuario. El número máximo dependerá de la estrategia que queramos seguir, mi experiencia me dice que entorno a 2-3 al día es suficiente y siempre menos de 5. Podemos limitar las impresiones desde la pestaña configuración a nivel de campaña.

 

  1. Combina anuncios gráficos con anuncios texto.

De esta manera pondrás llegar a más usuarios y mostrar tu anuncio en más páginas de la red de contenido sin cansar tanto al usuario.

Respecto a los anuncios gráficos, asegúrate que la creatividad sigue el diseño de tu página web, de modo que sea sencillo recordar tu web y tu producto.

 

  1. Asegúrate que la segmentación es correcta y las listas están adecuadamente definidas.

Lo último que quieres es bombardear a un usuario con una campaña de remarketing para que convierta cuando ya ha convertido por ejemplo.

Por ello es importante asegurarse de que los códigos HTML que se utilizan para generar las listas de remarketing están implementados donde efectivamente deberían estarlo. Si por ejemplo el objetivo de la campaña es recaptar usuarios que no han convertido comprueba que has creado una combinación que incluye los usuarios que han visitado tu página pero que excluye a aquellos que finalmente han convertido.

 

  1. Optimiza, prueba, optimiza, prueba y vuelve a optimizar.

Como decía al comienzo, las campañas de remarketing son efectivas pero no son una herramienta infalible que funcione sola. Lo que puede funcionar para uno de tus productos puede que no funcione para otros. Prueba mensajes y ofertas diferentes, optimiza las campañas como cualquier otra excluyendo las redes que no funcionen y puja más fuerte por aquellas que te proporcionen mejores resultados, detén los formatos de anuncios que no funcionen… En definitiva, optimiza las campañas de remarketing como cualquier otra campaña de la red de contenido y no dejes de probar y probar.

 

Si quieres saber más sobre Remarketing en Adwords visita la página de Google.